ku-bigpic

Un nuevo análisis de rayos-X de hierro fundido ha revelado que el núcleo de la Tierra es 1000 grados más caliente de lo que se pensaba.

 

Las nuevas mediciones, que fueron hechas por Agnes Dawaele, de la agencia de investigación francesa CEA, junto con miembros del Centro Nacional Francés para la Investigación Científica(CNRS) y el Sincrotrón del Laboratorio Europeo de Radiación (ESRF) localizado en Grenoble, establecen ahora la temperatura del núcleo de la Tierra en unos abrasadores 6000 grados Celsius.

 

Es una cifra que coincide con otros cálculos que sugieren una diferencia de temperatura entre el núcleo sólido y el manto superior a 1500º – factor que contribuye a la presencia del campo magnético de la Tierra.

 

Cálculos previos, que se lograron midiendo las curvas de fusión del hierro, situaron la temperatura del núcleo en los 5000º. Pero la nueva técnica, que utiliza la difracción rápida de Rayos-X, permitió a los investigadores estudiar pequeñas muestras de hierro a altas presiones para alcanzar un mayor conocimiento de cómo el hierro cristaliza y se funde.

 

De hecho, un reto para los investigadores fue reproducir las intensas presiones presentes en el margen del núcleo – presiones que son un millón de veces superior a la experimentada a nivel del mar. Para conseguir esto, Dewaele y su equipo usaron un dispositivo denominado “Static Laser-Heated Diamond Anvil Cell”,(Celda de Yunque de Diamante Calentado por Láser Estático)  un nombre que describe bastante qué es. Con esta herramienta, los científicos fueron capaces de tomar pequeñas muestras de hierro y mantenerlas con precisión mecánica entre las puntas de dos diamantes sintéticos.

 

A continuación, el hierro fue sometido a altas presiones y bombardeado por láseres. Trabajando en el Sincrotrón del Laboratorio Europeo de Radiación(ESRF), los investigadores analizaron la forma en que el haz de rayos-X rebotaban en los núcleos de los átomos de hierro. Al tiempo que el hierro cambiaba de estado sólido a líquido, los investigadores observaron cambios en los patrones de difracción, que a su vez, proporcionaron los datos necesarios para medir los estados del hierro parcialmente derretido.

 
Los investigadores descubrieron que el hierro tiene un punto de fusión de 4800 ºC a 2,2 millones de atmósferas de presión (superior a 200 GPa). Extrapolando esto a 3,3 millones de atmósferas – la presión estimada entre el núcleo líquido y el núcleo sólido- los científicos alcanzaron su cifra de 6000 ºC (+/- 500) o 6230 ºKelvin.
 
Imagen: via AXN: The Core.
Artículo original publicado por George Dvorsky en io9

Traductor

Proyecto de Médico en la Universidad de Sevilla. Enamorado de la ciencia. Aficionado a la Fotografía y Photoshop. Futuro ciego, actualmente sólo a oscuras. Ateo/Politeísta(Pastafari, Culto a Cthulhu, Notaísta). Odio las discotecas.

Divúlgame.NET


Warning: array_slice() expects parameter 1 to be array, null given in /srv/users/serverpilot/apps/wpsite/public/wp-content/themes/journal/singleDefault.php on line 241