k-bigpic

IRIS (Interface Region Imaging Spectrograph), lanzado a finales del mes pasado, está diseñado para observar las capas más bajas de la atmósfera solar, poco exploradas, y sus primeras imágenes guardan sorpresas.

 
ku-xlarge
A la izquierda, una imagen del Sol visto por el Solar Dynamics Observatory de la NASA. A la derecha, la misma sección, vista por la IRIS. Se puede observar un mayor nivel de detalle.
 
IRIS está equipada con una serie de instrumentos sensibles al ultravioleta y espectrógrafos que le permiten ver a través de la atmósfera solar externa y observar la cromosfera, la región intermedia que sirve de intermediario, comunicando la energía desde la fotosfera, la parte más superficial, hasta la corona exterior. Al hablar de dinámica solar, los astrofísicos suponen que es en la cromosofera donde tiene lugar la magia. En algún lugar de esta región, la temperatura superficial (que oscila entre 5000 y 6000 Kelvin) se dispara hasta llegar a los 1 000 000 – 3 000 000 K que se observan en las agitadas capas exteriores. Conducen el viento solar, y da lugar a emisiones en el ultravioleta que afectan a la Tierra.
 

 
Según la NASA:

Tan pronto como el telescopio IRIS vio su primera luz el 17 de Julio, el espectrógrafo comenzó a observar el Sol. Las primeras imágenes de IRIS muestran una gran cantidad de estructuras finas, en forma de fibras, que nunca antes habían sido vistas. Las observaciones revelan enormes contrastes tanto en densidad como en temperatura a través de esta región, incluso entre bucles separados tan sólo por unos pocos cientos de kilómetros. Las imágenes también muestran puntos que brillan y se apagan rápidamente, lo que nos da pistas sobre cómo se transporta y se absorbe la energía en toda la zona.
 
“La calidad de las imágenes y los espectros que estamos recibiendo de IRIS es impresionante, es justo lo que estábamos esperando” dijo Alan Title, el investigador principal del IRIS en Lockheed Martin, Palo Alto, en California. “Queda mucho trabajo por delante para entender lo que estamos viendo, pero gracias a la calidad de los datos, podremos hacerlo.”

 
Puedes leer más sobre la misión IRIS y sus primeras observaciones de esta misteriosa región del Sol aquí y aquí. Para más información sobre la cromosfera y el resto de la atmósfera solar, puedes ver esta animación de la Universidad del Sur de Gales.

 
Artículo original publicado por Robert T. González en io9

Traductor

Estudié Física y trabajo en educación en STEM. Colaboro en @Principia_io, @pintofscienceES y @elbuscalibros

Divúlgame.NET


Warning: array_slice() expects parameter 1 to be array, null given in /srv/users/serverpilot/apps/wpsite/public/wp-content/themes/journal/singleDefault.php on line 241